TOTEMS 2005-2008

La idea general de esta serie era mostrar la diversidad agraria, la singularidad de sus formas y la gran riqueza visual de los productos naturales procedentes de las variedades locales.

Habla sobre la Agrodiversidad, sobre los recursos biológicos para la alimentación que han sido seleccionados por la humanidad durante miles de años, y que actualmente se están perdiendo.

“Se estima que, a lo largo de diez mil años de agricultura, se han utilizado unas 8.000 especies distintas, mientras que hoy sólo se cultivan 150,  y que el trigo, el maíz, el arroz y la patata constituyen el 50% de la alimentación”

La serie está realizada con el estilo formal de  Las Cámaras de las Maravillas clásicas, para subrayar la idea de que si perdemos la diversidad agraria, estas formas pasarían a ser objetos ajenos y extraños a nosotros, curiosidades; convirtiéndose  al final en unas naturalezas más muertas que vivas.

Por eso para mi era muy importante que todo lo que en estas Naturalezas Vivas apareciera fuera comestible y poco tipificado.

“En los 100 últimos años la humanidad ha perdido las tres cuartas partes de la diversidad genética de las plantas. Cuatro generaciones han bastado para destruir el trabajo de cuatrocientas”.

Con esta idea de revitalizar las formas naturales en extinción comencé a fantasear con la idea de cambiar la materia del arte…, siempre me había seducido la idea de hacer esculturas con materiales efímeros, cotidianos y además comestibles. Cuando estaba embarazada de Tomás cada martes construía un Totem, que por las noches le contaba cuentos sobre biodiversidad a mi hija Lucía de 3 años. Así fue como poco a poco me alejé del mercado del arte y me acerqué al la naturaleza… a decir verdad, creo que siempre he preferido el pepino al bronce.

Celia de la Cuadra. Almacenes de Vida. Los bancos de germoplasma vistos desde el Arte. INIA, Ministerio de Ciencia e Innovación. Madrid 2008.